El vivo

Un albañil muy vivaracho se propuso a romper la pared de la oficina que están modificando para mi comodidad futura, con el aire acondicionado prendido y las ventanas cerradas. Claro, tendría mucho calor. Pero resulta que el muy hijo de puta hizo que todo el polvillo de material que volaba en la habitación atascara el filtro del aire para quemarlo definitivamente.
Me acaban de decir que no hay plata para arreglarlo.
Y yo que los lunes me pongo menopausico.

Anuncios

Una respuesta to “El vivo”

  1. vick! Says:

    buueenoo. por suerte ya viene el otoño NO?? y vos tenes un pantalon nuevo abrigado 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: