Con los deditos no…

El compañero de trabajo llama para avisar que llegaba un poquito más tarde, porque estaba demorado en el hospital. Al llegar, cuenta que había sido objeto de análisis en un campaña de prevención de cáncer de próstata que se presentaba en dicho hospital. Era la primera vez que se hacía el exámen por tacto, pero con el culo afuera y varios doctores dispuestos a hacer su trabajo, uno está tan cagado que se olvida que estaba nervioso. Por desgracia para la anécdota del resto de mis compañeros, uno sólo de los médicos puso el dedo. Pero mi compañero contó con lujo de detalle lo grata que había sido su experiencia, y de lo lindo que se siente.

Anuncios

2 comentarios to “Con los deditos no…”

  1. sofi Says:

    como lo no descrubrio antes!? akjajajkaaj

  2. Cristo Says:

    Eh, como anda señor tanto tiempo, hacía mucho que no tenía noticias de freakland y vengo a dar aquí con tan ilustrativa anécdota.
    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: